Centro de desintoxicación en Cádiz

Últimamente somos espectadores de cómo cada vez más jóvenes se inician en el consumo de drogas de forma muy temprana.

El consumo de drogas es perjudicial para la salud siempre, pero cuando se trata del caso en el que el consumo se produce en una etapa en la que el desarrollo del organismo no se ha completado, puede acarrear daños mucho más graves que los que se producen en la salud de una persona adulta.

Hoy te contamos cuáles son las consecuencias del consumo de drogas en los adolescentes y por qué son un colectivo con una alta predisposición al consumo.

 

Adolescentes y drogas: una bomba de relojería

Según las últimas estadísticas, los adolescentes siguen siendo un colectivo en el que las drogas tienen una alta presencia. Salir de fiesta, problemas familiares o escolares relacionados con esta etapa de cambio y de revolución hormonal, y las relaciones que se entablan son factores que suman en riesgo a caer en una drogadicción de forma temprana. Los factores de mayor peso suelen ser:

  • Curiosidad: los adolescentes siempre buscan nuevas experiencias y suelen estar más abiertos a realizar conductas de riesgo. Es una etapa en la que la experimentación es muy fuerte, por lo que las drogas siempre son un reclamo en el que la tentación por probarlas es muy alta.
  • Desapego familiar: Muchos de los adolescentes que se inician en el consumo de drogas lo hacen por tener problemas familiares o por no sentirse a gusto en el ámbito familiar (esta es una etapa en la que esto es muy común por esa búsqueda de independencia que todos ansían). En el momento en el que esto se produce, las drogas significan una vía de escape o de desinhibición para sentirse aislado de la familia, ya que es esto precisamente lo que se busca.
  • Sensación de inmunidad: Los cambios hormonales y físicos que se producen en la adolescencia acrecientan el sentimiento de invulnerabilidad que siente este grupo de edad. Estos cambios hacen que sean más propensos a conductas de riesgo como hemos comentado antes, y por tanto el consumo de drogas se vuelve un comportamiento de rebeldía e independencia que puede acabar en un problema muy grave.
  • Presión grupal: Las malas compañías también juegan un papel muy importante en el inicio temprano del consumo de drogas. Si un adolescente se rodea de consumidores de drogas, la presión social puede acabar en acabar imitando su comportamiento.

 

 

¿Cómo identificar si mi hijo consume drogas?

Lo principal es observar comportamientos extraños en el adolescente. Es cierto que es una etapa de muchos cambios y que un mal comportamiento no tiene por qué ser significativo de un inicio en el consumo de drogas, pero debes prestar mucha atención si tienes la mínima sospecha. Estos son algunos consejos para que puedas identificar si tu hijo consume drogas:

  • Ojos enrojecidos y pupilas dilatadas
  • Cambios bruscos de ánimo o de comportamiento: hiperactividad, irritabilidad, comportamiento agresivo
  • Trastornos alimenticios y del sueño
  • Desarrollo de malas conductas: mentiras, robos, peleas.
  • Descenso del rendimiento académico y falta de concentración

No se puede generalizar acerca de cómo identificar a una persona que consume drogas, pero estas pautas que te hemos dado pueden servirte de ayuda para identificarlo. Lo mejor que puedes hacer es hablar con tu hijo acerca del tema adoptando una postura tranquila, ya que si le abordas de forma brusca la conversación puede acabar en conflicto.

 

Consecuencias del consumo de drogas en la adolescencia

Los daños que un consumo temprano de drogas puede provocar en el organismo varían en función del tipo de sustancia y de su método de consumo (fumado, en pastillas, inyectado, esnifado…). A pesar de esto, estos son los daños más comunes que se encuentran en aquellas personas que han iniciado su adicción a las drogas de forma muy temprana:

  • Aparato respiratorio: Estos daños aparecen sobre todo con drogas cuyo consumo habitual es a través de la inhalación (como el caso del cannabis). Aparecen bronquitis agudas, enfisemas pulmonares, garganta irritada, tos frecuente y un alto riesgo de sufrir cáncer de pulmón.
  • Sistema cardiovascular: puede darse tanto hipotensión como hipertensión (dependiendo si la sustancia de la que se abusa es estimulante o depresora), taquicardia, riesgo de infarto, arritmia, angina de pecho…
  • Cerebro: Prácticamente todas las drogas afectan a la vida de las neuronas de nuestro cerebro, lo cual se conoce como neurotoxicidad, además de que se corre un alto riesgo de infarto cerebral y de sufrir trastornos neuropsicológicos.
  • Psicológicos: El consumo de drogas afecta a la memoria, la concentración y el aprendizaje. Además pueden aparecer trastornos psicomotrices, ansiedad, depresión y hay cierta tendencia al desarrollo de esquizofrenia entre las personas adictas a las drogas.
  • Otros daños: Además de estos daños, pueden aparecer problemas en los dientestrastornos del sueño, insuficiencia renal o hepática, problemas en el tabique nasal (con drogas consumidas vía nasal) y pérdida de sentidos como el olfato o el gusto.

 

Conclusión

El consumo de drogas puede resultar fatal para la salud de cualquier persona, pero cuando se trata de personas jóvenes el problema es mucho más grave. Desarrollar una adicción en un momento de desarrollo físico y psicológico puede provocar problemas irreversibles.

Intenta prevenir el consumo de drogas en tus hijos y podrás ayudarles a evitar muchos problemas. Si por el contrario crees que tu hijo puede haber caído en la adicción, busca ayuda profesional de inmediato.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Llámanos