¿Qué es el speed?

Esta semana, vamos a hablarte sobre el speed y sus efectos, una droga altamente peligrosa por su alto potencial adictivo. El speed es una de las drogas recreativas que más se consumen en nuestro país, sobre todo entre gente joven utilizada como un medio para potenciar su “diversión” en momentos de ocio.

Sigue leyendo para conocer todo sobre esta sustancia, y poder ayudar a una persona si crees que puede estar consumiendo.

Qué es el speed

El speed, es una droga sintética derivada de la anfetamina, la cual entraría dentro del grupo de drogas estimulantes del sistema nervioso central.

Normalmente suele presentarse en forma de polvo o pasta, y su consumo suele realizarse vía nasal (esnifando), aunque también puede presentarse en forma de pastillas para su consumo oral. Es una sustancia menos fuerte que la metanfetamina, y en numerosas ocasiones puede encontrarse adulterada con otro compuestos como ibuprofeno, cafeína y otros derivados anfetamínicos.

En los inicios de su aparición en el año 1887, su uso se limitaba al uso médico experimental. Durante los años 90 se utilizaba para tratar la obesidad, la narcolepsia, la hiperactividad, e incluso para el tratamiento de desintoxicación de otras drogas como el alcohol.

Otros usos que se le da a este tipo de sustancia es como potenciador de las capacidades físicas y en muchos casos también mentales (mucha gente utiliza la anfetamina y derivados para ayudar a la concentración en los estudios).

El speed afecta directamente al sistema nervioso central, afectando directamente al comportamiento de la persona que lo ha consumido. Este efecto es mucho más rápido e inmediato que el de otras drogas debido al medio de consumo, que como ya hemos mencionado más arriba, suele ser por vía nasal. Se conocen casos de fumar la sustancia, inyectarla o tomarla en pastillas, pero el efecto es menos inmediato. Por lo que se concluye que su inmediatez en los efectos dependen de la forma en la que se consume.

 

Efectos del speed

Vamos a distinguir los efectos que provoca el consumo de speed entre “Efectos del consumo” “Efectos de bajada” y “Dependencia”. Los efectos de la sustancia en el organismo suelen durar entre 4 y 6 horas desde la primera dosis, y pueden acrecentarse si se mezcla con otro tipo de sustancias como la cocaína o la metanfetamina.

  • Efectos del consumo: Tras el consumo de la sustancia, los primeros efectos que se manifiestan son sentimientos de euforia y felicidad. Además se producen taquicardias y un aumento de la presión arterial. También también puede ocurrir:
    • En dosis muy altas se corre el riesgo de sufrir un infarto de corazón o un ictus o hemorragias cerebrales.
    • Puede ocurrir que la erección o eyaculación se dificulte en algunos hombres.
    • Los sentimientos de euforia iniciales derivan en un comportamiento compulsivo donde pueden aparecer paranoia e incluso pensamientos suicidas.
    • Además, después de un consumo prolongado es común que aparezcan problemas en las vías nasales, pulmones e incluso en los dientes.
  • Efectos de bajada: Tras el consumo de la sustancia, sobre todo cuando se han tomado varias dosis, suele aparecer un cansancio extremo y sentimientos apáticos y de depresión. Llegados a estos extremos, en muchas personas se presentan pensamientos suicidas, por lo que volver a consumir la sustancia suele ser la solución a estas sensaciones negativas para la persona.
  • Dependencia: el speed, es una droga que provoca tolerancia en la persona que la consume con una rapidez mucho mayor que otro tipo de drogas. Esta rapidez provoca que enseguida se empiecen a consumir dosis más altas con el fin de buscar los mismos efectos que al inicio del consumo, por lo que el riesgo de desarrollar una adicción se incrementa notablemente en comparación con otras sustancias.

 

Conclusión

El speed, es una droga sumamente peligrosa, por su alto potencial adictivo. Las personas que consumen esta sustancia no son conscientes del peligro que esto supone, pues pueden desarrollar una adicción tras unas pocas dosis de la sustancia. Sus cuerpos y sus mentes cada vez piden más para evitar los efectos negativos que se producen durante el “bajón” de la sustancia.

Si crees que alguien de tu entorno puede estar consumiendo esta sustancia, busca ayuda de inmediato. Detectar el problema a tiempo es vital para una correcta recuperación.

¡Comparte este artículo!
EMAIL
Facebook
TWITTER
LINKEDIN
INSTAGRAM
¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

1 Comentarios

Gorka

Muy buena información