Centro de desintoxicación en Cádiz

Cuando una persona que queremos está alcoholizado, lo mejor que podemos hacer es conseguir que ingrese en un programa de rehabilitación. Estamos desorientados, asustados y no sabemos bien cómo ayudarle. Acude a un centro, infórmate y déjate guiar.

 

¿Cómo empezar un tratamiento de alcoholismo?

El proceso es largo y tiene diferentes fases, pero las más importante es darse cuenta. Este es un paso muy grande. Ya lo has dado. ¿Cómo seguir a partir de aquí?

 

1. Conseguir un diagnóstico. Acude a un centro.

El primer paso es que se le diagnostique la enfermedad. Debemos ir a su médico y a un centro especializado para que le realicen las pruebas y análisis pertinentes. Una vez diagnosticado, es el momento de empezar. Alguno centros ofrecen la posibilidad de que se quede el primer día y escuche en las terapias de grupo.

 

2. Pregunta todo lo que necesites. Pide una informativa por teléfono en un centro especializado. Asesórate.

Queremos saber mucho y es normal. Expón todas tus dudas al equipo terapéutico, no al enfermo. Por ejemplo, nos preocupa saber si su adicción le ha hecho consumir otras cosas Hoy día el perfil del adicto al alcohol ha cambiado y suele ir acompañado de otras adicciones., No te preocupes por eso, en los centros especializados van a analizar su caso y tratarle de todo.

 

3. Ayúdale a dar el paso.

Es lo más importante y también lo más difícil. ¿Por qué? Debes tener en cuenta que no es una firme decisión por parte del paciente. Las personas con esta enfermedad quieren dejar de sufrir por el consumo, pero no quieren dejar de beber. Parece contradictorio, pero ése es el funcionamiento de una dependencia.

Si consumir no llevara consigo todos los problemas que trae, no necesitarían dejarlo. Por eso, muchos pacientes dan el paso y luego se echan atrás. En cuanto se ven un poco mejor, piensan que pueden controlarlo. Por eso, lo mejor es ingresarlos.

Hay que cogerles en un momento en que estén mal, o a la primera que reconozcan que necesitan ayuda. Este es el mejor momento para actuar.

 

4. Ingrésalo. Llévalo engañado u obligado, si tienes potestad sobre el enfermo. ¿Funciona si lo llevo obligado? Sí

Si os recomiendan un centro de internamiento, no le des la oportunidad de pensárselo. Si accede a visitar el centro y dice que lo va a pensar y que tiene que arreglar unas cosas antes y se va a ingresar más adelante, no le escuches. Intenta que se quede allí. Es preferible que se enfade, ya te lo agradecerá.

Quizás te parezca muy duro leer esto, pero estamos hablando de una enfermedad muy grave que ha afectado a su salud mental. Debes poner fin a sus promesas y chantajes emocionales. No va cambiar porque no puede y no está capacitado para ello. No hablamos de reducir un consumo de abuso, hablamos de alcoholismo. Una vez desarrollado, cada ver irá a peor.

Son pocos los casos de personas que llegan por voluntad propia a un centro de tratamiento. La mayoría lo hace obligado para calmar a la familia y pareja. Al principio piensan “bueno, voy a estar aquí el tiempo que me digan y luego haré lo que quiera” Harán que se de cuenta durante la etapa de desintoxicación de que realmente necesita dejarlo. No importa si llegan obligados, los tratamientos de hoy día funcionan.

 

Nueva llamada a la acción

5. Céntrate en ti. Cuídate y deja trabajar a los profesionales

No puedes controlar su proceso. No depende de ti. Deja de protegerlo, de querer saber cómo está en todo momento y de ayudarle a resolver todos sus problemas. Esto le facilita seguir con al adicción.

Normalmente ya has gastado mucha energía y lo has pasado muy mal. Tienes derecho hacer tu vida. Aprovecha su etapa de desintoxicación para descansar. Una vez que consigues que se siente con los especialistas, deja que ellos se encarguen.

 

6. Acude a un grupo de ayuda.

Es necesario que dejes de controlar su proceso para centrarte en ti. Si tú no estás bien, no puedes ayudarle. Déjate aconsejar para superar los problemas que te ha creado el consumo del paciente.

Pide ayuda para ti porque probablemente no seas consciente de hasta qué punto esta situación de años te ha hecho mella. Normalmente en el mismo centro donde le van a tratar, sea de internamiento o no, ofrecen terapias para familiares. Allí conocerás los síntomas de la enfermedad, aprenderás a tratar con ella y a no sentirte culpable, a superar tu impotencia y tu desesperación.

 

7. Por último, motívale.

Apóyale y muéstrate positivo con el cambio que habéis empezado. Ayúdale a cambiar de vida cambiando también la tuya.

 

El valor para hacer todo esto te lo va a dar un grupo de iguales como tú.

Tratamiento del alcoholismo

¿Te ha gustado el artículo?
¿Cómo empezar un tratamiento de alcoholismo? Ayúdale a ayudarse

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Llámanos