Centro de desintoxicación en Cádiz

Una de las consecuencias que tiene el alcohol es la complicación e incluso la destrucción de la vida familiar. El alcoholismo de un miembro impacta en los demás miembros de diferentes maneras. A continuación vamos a ver los efectos negativos que la dependencia al alcohol causa en una familia.

 

Consecuencias del alcoholismo en la familia

Es una  enfermedad que tiene resultados negativos en cada uno de los miembros y también en el conjunto del hogar.  Algunos miembros de la familia pueden enfermar a su vez, ya que es un proceso en el que van quedando atrapados sin ser del todo conscientes. No se parece en nada al proyecto de familia que alguien quiere construir. 

 

1.- ¿Qué ocurre cuando se convive con un alcohólico?

El alcoholismo altera el día a día de una familia creando conflictos, hiriendo a los diferentes miembros y entorpeciendo las relaciones afectivas. Los sentimientos que predominan son negativos y esto supone un gran desgaste  para todos. 

  • Se crea confusión. Nadie sabe cómo actuar. Algo grave está pasando y parece que todo el mundo intenta ocultarlo o mirar para otro lado.
  • Se niega. Por vergüenza o por miedo a hacer algo que dañe al ser querido. Según la edad de los hijos, se niega la mayor ante los demás. Lo que sucede en el hogar queda blindado. Se convierte en el secreto familiar.
  • Se tiende a justificar. Para minimizar o para suavizar el impacto que tiene sobre la sensibilidad de los demás componentes del grupo.
  • La vida de toda la familia gira en torno al enfermo. Se vive y se actúa según sea su estado de ánimo, si bebió anoche, si  ha vuelto a casa, etc. 
  • Desgraciadamente, los miembros se adaptan a vivir de esta manera ya que es un largo proceso. Cada uno utilizará unas herramientas de protección y de supervivencia diferentes.
  • Hay una pérdida de la confianza en el alcohólico.  Sobre todo si ha tenido intentos de abandono del consumo. El  comportamiento y la forma de ser de un dependiente al alcohol hace muy difícil que se vuelva a confiar en él. Es tratar a diario con mentiras, manipulaciones y vacío.
  • Se sufre.  Ya que se vive con temor y con el estrés que lo acompaña.
  • Se vive entre peleas, conflictos importantes, cada vez más problemas y cómo no, agresividad. 
  •  El alcoholismo desborda.  Hay un agotamiento de los recursos afectivos, emocionales, económicos, sociales de la familia como grupo, independientemente  de cómo afecta a cada miembro. 

 

 

2.- Consecuencias del alcoholismo en la familia

Para un dependiente al alcohol, esto está por encima de todo lo demás. Antes que ser el padre o esposo e hija o madre, se es alcohólico. Por esto, se descuidan las responsabilidades, las relaciones y los sentimientos de los demás. 

  • Se rompe la comunicación. Predomina la soledad, enfado y  tristeza en los demás miembros. Esta ruptura de la comunicación se da también entre los otros miembros de la familia en muchas ocasiones.
  • Al enfrentarse  a los conflictos  habituales, aumentan los sentimientos de reproche o  de culpabilidad. 
  • El enfermo incumple sus promesas y esto trae enfado, frustración  y la pérdida de la ilusión.
  • Alteración de las costumbres familiares. Se dejan de hacer actividades juntos. 
  • Afecta al reparto de los roles familiares.  Se confunden los papeles que cada uno debe desarrollar en el seno familiar.  Es habitual ver a hijos que ejercen de padres o cuidadores de sus hermanos o incluso para el alcohólico. 
  • Interfiere en la educación y el desarrollo de los hijos.  Va a afectar mucho a la personalidad y en los estudios de los hijos. Dependiendo de la edad, se tenderá a pasar mucho tiempo fuera de casa,  en el caso de los adolescentes o abandonar el hogar temprano. Además, el enfermo a veces quiere compensar y desconcierta mucho al entorno.
  • Queda amenazado el núcleo familiar o se destruye. Motivo de muchas separaciones o divorcios. A veces provoca el deseo de tratase del alcohólico, pero en otras ocasiones, lleva a la desestructuración, al aislamiento, la marginalidad, el abandono, etc. Es una enfermedad con un gran poder destructivo.
  • Aumentan los problemas. Debido a la mala gestión de los asuntos financieros o  multas y deudas que genere su comportamiento. El alcohólico no solo funciona mal cuando está intoxicado sino que tiene seriamente dañada sus capacidades. 
  • Problemas de salud en los demás miembros. Ante todo esto, el familiar enferma también. Otros  miembros pueden sufrir ansiedad, depresión, dolores de cabeza insomnio, nerviosismo, irritabilidad o baja autoestima. Y por ello se automedican.
  • Desarrollo de la codependencia. Una enfermedad que se desarrollan a la vez que la adicción y que consiste en favorecer el alcoholismo del enfermo.

 

Si crees que en tu familia hay algún problema de adicción al alcohol, ten presente que es una enfermedad y no es culpa de nadie. Es adecuado hablarlo abiertamente y pedir ayuda.  

¿Te ha gustado el artículo?
Consecuencias del alcoholismo en la familia

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Llámanos