Centro de desintoxicación en Cádiz

El alcohol es la droga psicoactiva cuyo consumo está más extendido. Y ya esta primer frase sorprende porque en ella se desmiente el primer tópico sobre el etanol. A continuación te contamos los mitos sobre el consumo de alcohol.

 

Mitos sobre el consumo de alcohol

Alrededor de él existen leyendas urbanas que conviene revisar y desmontar.

 

1.- El alcohol no es una droga

El alcohol es una droga con potencial adictivo que causa tolerancia, dependencia y adicción. La creencia de que no lo es está en la consideración social que goza, la apología constante que se hace del alcohol y la permisividad que hay con su abuso. Comprensión que no se tiene con el alcohólico, que, a pesar de ser un enfermo, socialmente sigue siendo estigmatizado como borracho o vicioso. Y de hecho tengan que recurrir al anonimato para dejarlo.

 

2.- Como es legal no será tan malo como otras drogas

El alcohol provoca más de 30.000 muertes al año en España, incluyendo muertes por accidentes o  suicidios, con más daños sociales y costes sanitarios que otras drogas y está directamente relacionado con más de 200 enfermedades, incluyendo cirrosis hepáticas, enfermedades psiquiátricas  y varios tipos de cáncer. Es el principal factor de riesgo de muerte prematura y de discapacidad en hombre y mujeres. 

Aproximadamente el 10% de los bebederos de alcohol desarrollan adicción. Sin embargo, no sólo hay adictos sino un alto porcentaje de personas que realizan un consumo de abuso y por tanto, perjudicial. Los consumos abusivos siguen causando estragos a la persona y a su entrono. Por esto, es la primera causa de demanda de tratamiento por trastorno por consumo. Hay que tener en cuenta que muchos alcohólicos no están en tratamiento. 

El consumo de alcohol recomendado es cero. Además la OMS se fijó como objetivo que los estados de la UE reduzcan un 10% el consumo. Estamos hablando de un problema considerado de manera epidemiológica.

 

3.- Alimenta, calienta, estimula e incluso es un remedio de las abuelas para los catarros junto a la sopa

No tiene ninguna de estas propiedades. 

No es un alimento porque no tiene nutrientes. Las calorías que tiene se denominan “vacías”. No aportan nada, excepto grasa. Y además provoca desnutrición en abusadores. 

El alcohol no calienta porque tenga un efecto vasodilatador. Al contrario. 

El alcohol no estimula porque es un depresor del sistema nervioso y pasada la primera euforia, da tristeza y depresión, cansancio físico y sueño. 

El alcohol no es un remedio para los catarros. Mejor la sopa.

 

4.- Todo el mundo consume

Más el 75% de la población consumió alcohol de manera más o menos habitual.  Sólo el 10% lo hacen habitualmente. No todo el mundo consume y menos de forma excesiva. La España que no bebe ha ganado terreno.

 

5.- Una copa de vino es buena para el corazón

Es el producto alcohólico que más falsas creencias acumula y esta es una de ellas. Es cierto que contiene algunas sustancia que tienen cierta actividad beneficiosa a nivel cardiovascular pero los efectos beneficiosos no se han demostrado científicamente. No son para todas las personas y además quedan minimizados frente a los perjudiciales generales que tiene su consumo. 

De hecho, como hemos apuntado arriba, el consumo estimado bueno para la salud es cero.  Y para el sistema cardiovascular la OMS afirma que el alcohol es perjudicial.

 

 

6.- No tengo problemas con el alcohol: Sólo bebo los fines de semanaSólo bebo cerveza. Soy muy mayor para desarrollar alcoholismo.

Beber sólo los fines de semana  es tan malo como beber diariamente. 

La cerveza es una bebida alcohólica que no se salva de provocar alcoholismo. 

Las personas mayores tiene el mismo riesgo de desarrollar alcoholismo.

 

7.- El alcohol afecta a todos igualmente

Hay personas más vulnerables y depende de los factores de riesgo y de su predisposición genética y biológica.

 

8.- La resaca se quita bebiendo

¡Por supuesto que no! Es uno de los mitos sobre el consumo de alcohol más extendidos. Lo que hacemos es volver a intoxicarnos, lo que hace que el cuerpo tenga otras preocupaciones más urgentes volviendo a la fase anterior a la resaca. Pone a trabajar toda la maquinaria para eliminarlo. El cuerpo no lo quiere. Lo único que quita la resaca es el tiempo, esperar a que pase.

 

9.- El alcohol no me afecta

El alcohol siempre afecta, es neurotóxico  y daña gran parte del organismo teniendo en cuenta su método de metabolización y las patologías que desencadena. Si no afecta aparentemente es porque se ha desarrollado  la tolerancia, la tarjeta de visita de la dependencia.

 

10.- ¿Hay algún mito real? Si: una intoxicación por consumo de alcohol puede provocar la muerte.

El coma etílico puede provocar la muerte si no se trata a tiempo. 

El síndrome de abstinencia del alcohol también puede causar la muerte.

 

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Llámanos