Centro de desintoxicación en Cádiz

Hay personas que entran en la espiral de la adicción a la cocaína con unos pocos consumos. Sin embargo, otras pueden estar años consumiendo hasta que desarrollan el trastorno adictivo. Por último, está el caso de los que abusan y no lo desarrollan. ¿Cómo saber si soy adicto a la cocaína? En este post te contamos cómo puedes identificar esta adicción.

Cómo saber si soy adicto a la cocaína

Este artículo está orientado a las personas que tienen normalizado el consumo de cocaína.  Cuantos más consumos tengas, más probabilidades hay de acabar sometido a ella. En el post de hoy te ayudamos a averiguar si tienes dependencia a la cocaína.

 

1. Claves para saber si soy adicto a la cocaína

Aunque cualquier consumo sea perjudicial, el simple hecho de tomar no es la clave.  Sin embargo, sí lo es cómo te afecta y qué está haciendo en tu vida.  

Ya que el abuso de cocaína distorsiona la percepción de la realidad, puede que para tí tu consumo no sea abusivo ni problemático y sin embargo, sí lo sea.

A continuación vamos a darte una serie de pistas para reconocer si eres adicto:

  1. No tienes el control. Te drogas más de lo que tenías previsto. No tienes libertad para parar y  eso hace que te sientas muy mal.
  2. Haces de cualquier ocasión un momento especial por el hecho de comprar cocaína. No es que se multipliquen los momentos especiales sino que la enfermedad es progresiva. Son excusas de tu mente, cada vez quiere más.
  3. Sólo el hecho de tenerla comprada te da felicidad y tranquilidad.  Llamar al camello te da placer.
  4. Si la persona a la que compras habitualmente no te coge el teléfono, lo  fríes a llamadas y si has decidido que vas a tomar, llamas a quien sea y te acercas a donde haga falta hasta asegurarte de que tienes tu gramo. Le dedicas mucho tiempo y  recursos.
  5. Si te fijas ya no haces nada que se relacione con el ocio sin drogarte.
  6. Ya estás consumiendo para hacer cosas que no están relacionadas con el ocio.
  7. Te drogas cuando no pega o no se puede. En lugares inapropiados y provocando situaciones de riesgo, poniendo en peligro a otros.
  8. Tomas porque “te toca”. Te has puesto un horario sin darte cuenta. Es tu habitualidad. De ahí el siguiente punto:
  9. Estás funcionando con la droga. Siempre en tu cabez.   
  10. Te metes  a escondidas cuando estás con el grupo de amigos con el que tomas habitualmente o les niegas que te quede.
  11. Tienes problemas generados por la cocaína y por las mentiras y manipulaciones que la acompañan.
  12. Te ha cambiado la forma de ser y te estás volviendo problemático, quizás agresivo con reacciones inesperadas.
  13. Te notas psicológicamente mal cuando estás a solas y además recurres al consumo para no escucharte.
  14. Físicamente también estás mal. Incluso llegas a pensar si me tomo esta raya, me va a dar un infarto. Pero aún así sigues.   
  15. Esos problemas ya te han llevado al psicólogo. Pero ocultas el consumo de cocaína  o te  acoges un tratamiento para la depresión o cualquier otro motivo.
  16. Pregúntate: ¿qué has perdido o que te estás perdiendo por culpa del consumo de cocaína?

Estos son factores clave de un patrón problemático.

Sí varios de estos puntos son tu caso, debes saber que son síntomas de la enfermedad de la adicción.  

2. ¿Cómo afrontar esta adicción?

Cada clave la vas a desmontar en tu cabeza con excusas y con pensamientos que tienden a quitarle importancia. Eso es lo que hace la adicción.  Es la enfermedad del autoengaño. El trastorno mental que tienes te impide asociarlo a la droga y lo justificas.

Por eso, para ahorrarse etapas de sufrimiento por las que pasan la mayoría de los adictos:

  • Pide ayuda. No puedes estar sin la droga a pesar de todas las consecuencias negativas que te trae. Por tanto, necesitas de un tratamiento especializado. Ve a tu médico o acude a un centro.
  • Afrontar la adicción se hace dejando de mentir. Tu herramienta debe ser la honestidad.
  • La adicción es sufrimiento. Necesitas aprender a vivir sin consumir.
  • Tu vida incluye drogarse y por eso no puedes sentir el deseo obsesivo de consumir, que es lo que define la adicción. Hay que cortar los lazos con la cocaína.
  • El patrón que rige tu vida es la conducta adictiva y hay que romperlo para cambiar.   Es muy difícil que lo veas porque tu mente lo protege.
  • Tú ya te has dado cuenta de lo que te pasa en alguna ocasión. Cuando tienes un momento de lucidez, no puedes aguantarlo y por eso te drogas más. Sólo no puedes. Necesitas un grupo.

Si te paras a analizarlo, estás teniendo problemas prácticamente en todos los frentes. Pero crees que recurres a la cocaína porque tienes problemas. En realidad, el problema es el consumo y te mereces vivir sin él.

 

¿Te ha gustado el artículo?
Cómo saber si soy adicto a la cocaína

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Llámanos